GuidePedia

0

Si tu piel es grasa, la tienes que cuidar durante todo el año aplicando cremas reparadoras de día o de noche que sean especiales para tu tipo de piel. Lo que van a hacer estas cremas es ir "secándola" e hidratándola poco a poco hasta hacer desaparecer ese tan odiado efecto brillante. Para que este proceso sea más rápido, podemos usar también mascarillas y geles limpiadores.

Si usamos maquillaje es muy importante que la base de este sea de agua y no de aceite, una buena solución es usar polvos compactos que sean mate. Por otro lado, el desmaquillante debe ser específico para piel grasa y deberemos retirarlo con abundante agua para dejar la piel lo más limpia posible.

Además de la aplicación de cremas, mascarillas y geles, se recomienda exfoliar la piel un par de veces por semana y una vez al mes hacer una limpieza más profunda. Esta se puede realizar con agua caliente (para abrir los poros), basta con acercar la cara al recipiente y el vaho que se desprende hará que nuestros poros se abran.

Una vez hecho esto con un cepillo pequeño nos daremos un masaje por toda la cara para eliminar todas las impurezas. Para finalizar aplicaremos un tónico refrescante y una crema hidratante.

Publicar un comentario

 
Top