OPINE - Astrolabio.Net

Coloque su publicidad en este sitio web


Opine : Inicio | Indice | Atrás | Envíenos su Artículo | Archivo | Buscar | Portada Astrolabio.Net


   

Secciones

Pensamientos

Literatura

Reflexionar

Poesía

Actualidad

Mundo

Crónicas desde Lima

Tiempo Mental

Diversos


Ud. no requiere ser un escritor o literato para publicar sus artículos en Opine, ya que aquí toda opinión es valorada. Por ello le invitamos a enviarnos sus artículos sobre los temas que Ud. quiera.

Envíanos tus textos


Boletín

Inscríbete en el boletín de este sitio web y recibe las novedades de esta página en tu email.


La comunidad de Opine esta compuesta por personas de diferentes países y direntes opiniones. Nuestro deseo es ofrecer un espacio abierto de opinión y expresión.


Importante

Opine mantiene un archivo y una opción de búsqueda de los artículos publicados. Sin embargo, los artículos publicados con fecha anterior a la implementación del nuevo sistema de la revista se encuentran aquí.

Ver Archivo Anterior

 

ARCÓN NO ADMITIRÁ EL BORRADOR DE LA DGPC
Por David Rodríguez Carrasco

Nos sentimos éticamente obligados, a comunicar nuevamente, que tras una paciente, rigurosa y responsable labor de estudio y análisis sobre aspectos tan determinantes, como es la realidad actual existente, en lo que respecta a la línea de procedimiento de los equipos caninos de rescate en catástrofes, a nivel mundial, y consecuentes conclusiones extraídas, optamos por la que consideramos, la línea de trabajo, más racional a nivel técnico-operativo...


Nos sentimos éticamente obligados, a comunicar nuevamente, que tras una paciente, rigurosa y responsable labor de estudio y análisis sobre aspectos tan determinantes, como es la realidad actual existente, en lo que respecta a la línea de procedimiento de los equipos caninos de rescate en catástrofes, a nivel mundial, y consecuentes conclusiones extraídas, optamos por la que consideramos, la línea de trabajo, más racional a nivel técnico-operativo, es decir, la que realmente nos permite conducirnos a la consecución de unas máximas garantías de eficacia, dentro de los límites posibles y en lo relacionado a todo tipo de operaciones de intervención en siniestros respecto a la disciplina de localización y salvamento con perros de supervivientes sepultados en derrumbamientos por cualquier causa. Nos referimos a la NORMATIVA OFICIAL (MÈTODO ARCÒN) DE FORMACIÒN Y CERTIFICACIÒN PARA EQUIPOS CANINOS DE RESCATE EN CATÀSTROFES, publicada en la Web oficial del método Arcón, el Sistema Español, de formación e intervención para Equipos Caninos de Rescate en Catástrofes, normativa esta, adoptada mediante Acuerdos Ministeriales, por un creciente número de Gobiernos y respectivos Servicios de Emergencia, de aquellos países con cierto grado de riesgo sísmico.



Pueden consultar la citada Normativa en el siguiente enlace, de la página web de Protección Civil en Andalucía, España:

http://www.proteccioncivil-andalucia.org/Documentos/MetodoArcon/NormativaMetodoArcon.htm



Efectivamente, el procedimiento oficial, respecto a la regulación del rescate canino en catástrofes, en los Gobiernos o Instituciones competentes de Emergencias, en los países de riesgo de Latinoamérica, está siendo sustancialmente diferente a lo que desafortunadamente está aconteciendo hoy en España.



Países como Honduras, Ecuador, El Salvador, Paraguay, Guatemala... seleccionaron previamente un equipo de miembros, especializados, integrantes de Servicios de Emergencia oficiales (Bomberos, Policías o de ambos conjuntamente), en ningún caso, asociaciones de particulares aficionados o similares. Seguidamente, las citadas personas, han analizado la calidad de los contenidos técnicos de los diversos métodos de rescate canino existentes, suizo, francés, alemán y español (Arcón), sobre rescate canino en catástrofes, que en la mayoría de estos sistemas, puede comprobarse, no pasa de ser una simple y mera recompensa de aproximaciones sucesivas al pretendido objetivo. Y por último, todos de forma previa, han verificado reiteradamente el mayor o menor grado de efectividad de cada Sistema, mediante una estricta observación de equipos caninos representantes de los mismos, ya sea en simulacros oficiales o intervenciones reales, sucedidas en diversos tipos de siniestros.



Citar como ejemplo reciente a destacar, hace tres semanas, al Secretario Ejecutivo del CEPREDENAC, quien asistió a un simulacro de un equipo ARCÓN, en Guatemala, y permaneció inamovible, consciente y concienciado con la importancia de tal verificación, durante todo el desarrollo del mismo, a pesar de estar "calado hasta los huesos", por la torrencial lluvia que se había originado durante el mismo.



El resultado, de todas estas gestiones, es hoy mundialmente conocido, la adopción progresiva, mediante Acuerdos Ministeriales, del método Arcón, como el sistema oficial por estos Gobiernos y respectivos Servicios de Emergencias, para formación, certificación e intervención de equipos caninos de rescate en catástrofes.



Obviamente, a nadie sorprende tan rigurosa y profesional línea de procedimiento en Gobiernos y Cuerpos oficiales intervinientes de estos países, donde previsiblemente, el hecho significativo y preocupante de encontrarse afectados por un cierto nivel de riesgo de siniestralidad sísmica, o terrorista en algún caso, confiere una visible firmeza a ese objetivo prioritario, común a muchas personas, aunque no a todas, de garantizar la máxima eficacia en las tareas de salvamento, al afrontar ese momento ineludible, en que su propio pueblo o vecinos, se encuentren afectados por un número menor o mayor de derrumbamientos.



En lo que respecta concretamente a España, y tras ser informados de forma tan indirecta como poca ortodoxa, sobre un supuesto “borrador” que ciertas personas se han permitido configurar, para la DGPC de dicho país, como sistema evaluatorio para certificar como operativos (para intervenir en posibles siniestros) a perros y personas, expresamos públicamente y ante la totalidad de órganos competentes, nuestro pleno y contundente rechazo, exponiendo como argumento aplastante y suficientemente definitorio, el listón que sí consideramos como mínimamente suficiente para otorgar dichas certificaciones (pruebas evaluatorias de los cursos oficiales de rescate canino en catástrofes, método Arcón.), listón también patente, en el apartado nº 3 (Regulación oficial del Rescate Canino en Catástrofes en el ámbito de una región autónoma o país), texto integrante de nuestro informe El Rescate Canino en Catástrofes en los Servicios de Emergencia.



Pueden consultar el citado informe en el siguiente enlace, de la página web oficial de Bomberos de Chile:

http://www.bomberos.cl/bibliote/emergencias.pdf



Cualquier persona, incluso careciendo de unos mínimos conocimientos técnicos, en la especialidad de rescate canino en catástrofes, puede establecer, un análisis comparativo, más o menos razonable, entre ambas propuestas, pero debiendo siempre encontrarse bajo el prisma, único y esencial, de una máxima dosis de concienciación y responsabilidad, que ha de ser siempre inherente a la cuestión que se está tratando, certificación de operatividad para equipos caninos de rescate, pues en ningún momento se ha de olvidar, que los realmente favorecidos o seriamente perjudicados, van a ser en definitiva, aquellos seres humanos, no pocos, que el insensible azar castigue sepultando, y que en caso de permanecer con vida, resultará obviamente determinante, el nivel real de eficacia de los equipos caninos de rescate que intervengan, los cuales marcarán la diferencia, en la mayoría de los casos, entre llevarse a efecto su salvamento o ser mortalmente destrozado/s por una pala excavadora, tras el paso de supuestos perros “de rescate” indebidamente certificados, que no han señalizado nada, incluso a pesar de estar presentes, niveles suficientes de umbrales de percepción odorífera específica.

Un ejemplar, a pesar de estar previamente, entrenado durante años, certificado en base al “borrador” de relación de pruebas evaluatorias que actualmente mantiene la DGPC de España u otras Asociaciones relativas a dicha especialidad, este último caso lo constatamos reiteradamente, por ejemplo, durante la vigencia del cargo, que Jaime Parejo, ocupó como Delegado Nacional de Salvamento Canino en Catástrofes de la Real Sociedad Canina de España, no superaría necesariamente las pruebas de búsqueda exterior y en espacios confinados, exigidas para la obtención de certificaciones oficiales (nivel I y II), y extendidas actualmente, por los Ministerios competentes, Interior, Gobierno o Gobernación de los Gobiernos respectivos.

Comentar también que en el borrador realizado, no se han tenido en cuenta importantes pruebas evaluatorias tales como búsqueda en espacios confinados, señalización de figurantes en planos verticales y superiores, y desplazamiento en altura del equipo canino; especificando claramente que multitud de Unidades y equipos caninos de diversos Cuerpos de Bomberos de España (100% de ellos formados con la metodología Arcón), han podido constatar en situaciones de prácticas e intervenciones, como estas mal llamadas unidades caninas o equipos caninos de rescate en catástrofes, no realizaban intervenciones en este tipo de entornos (espacios confinados), alegando que el seguro no les cubría al no ser profesionales, y constatando al final ellos mismos que sus perros no estaban formados para afrontar ese tipo de siniestros, dejando al azar el que pudieran quedar personas atrapadas con vida en esos lugares sin batir. Resaltar igualmente la alta importancia de los Jueces Homologadores de Rescate Canino en Catástrofes acreditados oficialmente, que no debieran ser sustituidos por personas que simplemente tienen experiencia en el trabajo con perros; ya que nos disponemos a evaluar una de las disciplinas más difíciles en el trabajo con canes, que requiere la pertinente formación teórico-práctica.

Puntualizar que uno de los logros operativos, que hemos conseguido de forma notable a nivel internacional, es que, ya hoy, en España y fuera de ese país, afortunadamente, la mayoría de Servicios de Emergencia y Administraciones de las que dependen, conocen sin confusión, la diferencia vital, entre un equipo canino de rescate en catástrofes, operativo y eficaz, y el que no lo es, debiendo ser obviamente apartados, estos últimos, del mundo de la intervención, por los respectivos Responsables del Servicio al que pertenezcan (Bomberos, Policías o Ejércitos), aplicando los recursos reglamentarios que procedan según el caso.

Así por ejemplo, si el Sr. Consejero de Interior, de la Comunidad Autónoma de Madrid , el Jefe del respectivo Cuerpo de Bomberos y el Sr. Director de Emergencias de dicha región, los cuales, recientemente, presenciaron, junto a otras Autoridades y diversos Servicios de Emergencias, un simulacro, donde intervinieron equipos caninos de rescate, ARCÓN, con el nivel de eficacia que los caracteriza; sufrirían, sin temor a equivocarnos, por desgracia, una grave, sorpresiva , preocupante y alarmante decepción, con los resultados de ciertos grupos caninos españoles, mal denominados de rescate, que casi nadie ignora, si tuviesen que afrontar una situación de tal rigurosidad y similares características.

Los equipos de rescate arconianos, de los distintos países, presentan un denominador común esencial, que los une y caracteriza de forma excepcionalmente sólida: aplicar, como única, innegociable e inflexible prioridad, la máxima eficacia posible, para localizar y llevar a efecto el salvamento, de personas con vida sepultadas.

David Rodríguez Carrasco
Portavoz oficial de la línea de trabajo Arcón
Instructor del método Arcón

Por David Rodríguez Carrasco
mailto:davidrodriguez@rescatecanino.com
Publicado Domingo, Agosto 21, 2005


Escribe artículos en esta revista, si deseas publicar algún texto acorde con los temas de esta web envíalo que con gusto le publicaremos. Si deseas convertirte en editor o co-autor de esta revista infórmate aquí.