rss feeds RSS / /

Recomendaciones para el sexo anal

Por Verónica Kenigstein
El ano es una zona erógena muy importante y también es una zona delicada del cuerpo. Como es un esfínter que no está demasiado acostumbrado a la flexibilidad es importante ser muy cuidadosos durante la penetración. Para incluirla en los juegos sexuales hay que tener ciertas precauciones:

* Siempre utilizar un lubricante a base de agua (gel). En el ano no se producen lubricantes naturales como en la vagina ni es tan flexible como ésta. Si no se lubrica puede ser doloroso. Y si el lubricante no es a base de agua, puede romper el preservativo.
* Utilizar siempre preservativo, por una cuestión de higiene (no queremos que posibles bacterias presentes en el ano se puedan contagiar a las vías urinarias ni luego al canal vaginal) y además para prevenir cualquier posible infección de transmisión sexual (si no se es cuidadoso pueden producirse pequeñas lesiones que sangran y el contacto de semen con la sangre es transporte perfecto para las ETS).
* Si hay hemorroides es una práctica que no se recomienda, para no lastimar.
* El ano tiende a contraerse ante la presencia de algún objeto extraño, por lo que es aconsejable acostumbrarlo (por ejemplo explorando la zona al bañarse o al usar el bidet) y relajarlo hasta que se acostumbre a aquello que lo penetra.
* La persona a ser penetrada debe estar en control de la situación, para determinar la intensidad de los movimientos, la profundidad de la penetración, y los distintos momentos del proceso. Elegir la posición más cómoda para ello: puede ser esta persona arriba, acostada boca abajo o de costado. Lo importante es pueda modificar o detener el movimiento cuando sea necesario.
* Se puede comenzar la estimulación con los dedos (siempre con lubricante) para ir acostumbrando la zona y luego pasar al pene o algún juguete si se desea. Ir muy lentamente primero hasta que la zona esté relajada y abierta. Al principio puede ser un poco incómodo y luego se ablanda y acostumbra.
* Siempre ser muy respetuosos de lo que siente y pide la persona penetrada. Detenerse si lo pide, ir más lentamente o cualquier otra solicitud. Se trata de que sea una situación placentera y no dolorosa para ambos.

Saludos,

Verónica

Comparte y promueve este artículo en Internet con

Cortesía de Verónica Kenigstein
Publicado Tuesday 14 de June de 2005

Publicar Comentarios




Nube de Tags

horoscopo juegos gratis musica noticias monografias casino tarot directorio de blogs tests interpretación de sueños conocer gente peliculas online empleos poker angeles consultorio sexual becas diarios de viajes anime clasificados chistes fotolog videos online monografias